sábado, 28 de marzo de 2009

En construcción

Leo a Lotman. Me dice que el arte es un lenguaje. Los lenguajes sirven para comunicarnos, sí, pero antes que eso, para transmitirnos un modelo de mundo. Pienso en los múltiples modelos de mundo que he leído hasta ahora, los que he visto y escuchado; en si tengo ya una idea precisa de que cómo es el mundo para mí.
El mundo, dice Heidegger, según yo, no es el planeta en sí, sino la interpretación que hacemos de cuanto existe. Creo que el amor es una prueba de ello, no amamos a la persona, sino la imagen que creamos de la persona amada, pero ese es otro tema. Vuelvo al mundo, ese cuya imagen me represento en eso que Freud llama conciencia (advierto que cualquier teórico avezado saltaría ante mis mescolanzas conceptuales, pero no importa, construyo mi propio mundo).
En fin, esta nota es sólo para recordarme que el mundo, mi mundo, está en construcción. Que estoy, por tanto, en la posibilidad de transformar aquellos modelos construidos por otros y con los que no estoy de acuerdo.

No hay comentarios: