martes, 19 de enero de 2010

El mundo me resulta extraño...

Hay algo a la mitad de una opresión y un cosquilleo que brota en mi garganta y se desliza. Hay algo como un latido dislocado que pasea en mi cabeza. Hay algo, como furia y dolor resistentes al llanto, que invade la pupila. Hay algo inválido y con ganas de correr mordisqueando mis pies. Hay algo sin sentido en respirar un mundo que nos ata de manos y de pies a una cama sin sexo y sin amor. Hay algo amargodulce en dejar un lugar que nos habita. Hay algo que no cabe en las palabras y sin embargo existe.

No hay comentarios: