sábado, 1 de noviembre de 2014

#HayQueContagiarLaRabia

Me dicen que ‪#‎HayQueContagiarLaRabia‬, y respondo que sí.
Contagiemos la rabia por el asesinato de seis personas en Iguala el 26 de septiembre a manos de policías municipales, que recibieron órdenes del alcalde José Luis Abarca de atacar a los normalistas de Ayotzinapa, para que no interrumpieran la fiesta de la primera dama, María de los Ángeles Pineda, ahora reconocida como operadora de los Guerreros Unidos.
La rabia por los 43 desaparecidos, entregados por los policías municipales, según sus propias declaraciones, a sicarios; por el contubernio que este caso ha demostrado entre quienes ocupan puestos públicos y el crimen organizado.
La rabia por el manejo de la información que cuestiona a la víctima para hacernos pensar que "se lo merecían" y al mismo tiempo sembrar el temor a la protesta: Confórmate con tu miseria, la rebeldía se paga con la muerte.
Ojalá logremos contagiar la rabia, la rabia que debería sentirse ante toda injusticia, abuso de autoridad; pero también ante toda indolencia que es lo que nos ha llevado a donde estamos.
Y ojalá sea una rabia poderosa, la rabia que nos saca del área de confort y nos provoca actuar para cambiar las cosas. No la rabia mezquina que denuesta cualquier intento ajeno.
#HayQueContagiarLaRabia

No hay comentarios: